UNA REVOLUCIÓN CON MUCHOS BENEFICIOS EN TU CASA

BENEFICIOS

Máxima calidad

La construcción en fábrica hace posible niveles de calidad, acabados y precisión muy difíciles de alcanzar en obra, y con un control absoluto.

Ahorro de plazos

Una promoción industrializada se ejecuta hasta en un 50% menos de plazo necesario en una obra convencional.

¡Y cumpliendo estrictamente el plazo!

Diseño optimizado

La construcción industrializada convierte en realidad soluciones de diseño, exterior e interior, y permite incorporar tecnologías a las viviendas con una calidad y a un coste fuera del alcance de la construcción tradicional.

Menor impacto medioambiental

Gracias a un uso más eficaz de materiales y recursos durante la construcción, al ahorro energético con aislamientos y sistemas perfeccionados y a la mejora en la gestión y optimización de los residuos.

Mayor seguridad laboral

La construcción en fábrica reduce hasta un 55% el índice de siniestralidad, según el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Gracias al trabajo en un entorno controlado y no estar expuesto el trabajador a una posible climatología adversa.

Coste cierto

El desarrollo de instalaciones especialmente diseñadas para la construcción industrializada se traduce en un completo control del coste, el calendario y la calidad.

Así, los precios son ciertos desde el comienzo, sin sorpresas.

Fiabilidad

Los procesos de producción y los estrictos controles de calidad permiten ofrecer viviendas sin prácticamente incidencias de postventa.

Felicidad

Disfruta de tu casa en menos tiempo, en el plazo previsto y sin sobresaltos.