Aula Innovación de Vía Célere: La industrialización en la Edificación

Cuando hablamos de Industrialización en la edificación nos referimos a realizar algunos procesos constructivos de forma paralela a las actividades realizadas in situ. Por ejemplo: hacer en fábrica las fachadas mientras en el solar se realiza el movimiento de tierras.

Al dejar de ser secuencial y pasar a solapar estas actividades, se cambia radicalmente el proceso: se disminuye el ciclo de producto y el riesgo de negocio. Es por eso fundamental plantear la industrialización como una alternativa a la forma tradicional de edificar.

Entre los motivos por lo que la industrialización aún no se ha implantado destacan motivos culturales, ya que se asocia a desarrollos prefabricados de antaño; la escasez de materiales y los motivos tecnológicos ya que antes no existía software para gestión de procesos de esta complejidad.

Sin embargo, son muchas las ventajas de este proceso: mayor seguridad, sostenibilidad, calidad de la vivienda y un diseño más atractivo y con mejores acabados, mejorando también los plazos de ejecución.

Además, a la hora de que la industrialización tenga éxito, en Vía Célere, siempre decimos que es fundamental pensar previamente cómo integrar los elementos industrializados en la dinámica de la obra y no, como habitualmente pasa, “calzarlos” de forma precipitada generando un proceso caótico y poco eficiente.

Vía Vía Célere cuenta con diez  certificados  I+D  de  baños  industrializados  y  fachadas  modulares, expedidos por una certificadora acreditada ENAC, y todos estos certificados  otorgan dan el reconocimiento al compromiso por implementar y desarrollar nuevas técnicas.

Pero este no es el único punto en el que fuimos pioneros. En Vía Célere llevamos la innovación en nuestro ADN, descubre esta y el resto de innovaciones realizadas durante todos estos años en celereinnova.es